viernes, 4 de marzo de 2016

Berenice.

Lucien-Victor Guirand de Scévola
                                   
                         el ojo se enrojece hasta el agua
                         hasta la sangre
                         es la herida
                         en su plenitud
                                           
                         berenice está callada
                         camina a favor del viento el pelo le oculta la cara se diría que está en el berghof
                         la tarde llenándose de espadas.      

2 comentarios:

  1. Romanticismo puro, puro romanticismo!!!

    ResponderEliminar
  2. Soy nueva por aquí, me pasaré a leerte a partir de ahora :)

    ResponderEliminar